2013-07-01 CabraBike 2013 - Mas Fotos

Ya no recuerdo muy bien y creo que esto será muy buena señal cuando tuve que bajarme de la bici por mi lesión, a finales del 2011. Mi preocupación era si no podría volverme a subir a mi bici. Después de hablar con bastantes médicos me dijeron que correr no pero la bici si y para que no decayera mi ilusión de volver a subir a mi vieja bici, decidí que el tiempo de espera de mi operación lo dedicaría a pintar la Presi (mi bici), para que volviera a resurgir por esos montes. Me pase todo el año 2012 en blanco y llego ese día tan deseado, mi operación a finales de octubre, esto era señal que empezaba la cuesta abajo para volver a rodar en mi bici. Para que no decayera mi adicción a la bici, durante el año 2012 lo único que podía hacer era ir con el coche a los almuerzos donde mis compañeros (amigos) iban y sentir como disfrutaban de la bici. Ya entrando en el 2013 mi ilusión y meta era nuestra Cabrabike que el año anterior me perdí y proponía poder llegar en plena forma. Pero como dicen el destino no es siempre de color de rosa, por el mes de marzo, un pequeño percance me hace aparcar de nuevo y pensaba que este año tampoco podría disfrutarlo, los días pasaban y se acercaba esta salida mítica con nuestro club. Abril ya con el alta me propuse que aun que sufriera mucho la tenía que hacer y no me quedaba mucho tiempo para entrenar, pero gracias a mis compañeros por su paciencia y gran apoyo, llego el día tan deseado, 29 de Julio, nuestra Cabrabike estaba aquí, con más corazón que fuerza me propuse que tenía que hacerla.
A las 6:45 de la mañana, en nuestro lugar de costumbre (El Pino), me dirijo y veo a los primeros compañeros y como no a nuestro gran compañero y amigo José, que él se encargaría del apartado logístico, después de ver que todos los que se apuntaron estaban con muchas ganas ya se podría arrancar esta gran aventura de compañerismo. Este año los componentes son: Juanvi Grima, Toni Sánchez, Javi Camarena, Javi Aparicio, José Fombuena, Danieltrek, Vicentin, David Chulia, Juanan, Cesar, Sergi, Nacho, Carles Ens, Ángel, Josevi, José Vidal y yo (Presi). Este año como novatos en la Cabrabike citar a Ángel Parra y Fabrício, hijo de Fombuena. Compañeros que han conseguido acabar la ruta con éxito. Después de cargada la furgona y con permiso de mis compañeros encabezo la salida para dirigirnos al camping Los carasoles (Navalón), sé que por mi baja forma no podré estar delante mucho tiempo pero el ir en compañía de los que nunca me han dejado de animar es suficiente para mí. Nos dirigimos al puerto de L’Olleria y de momento las sensaciones son buenas, pero sé que no es la dificultad más fuerte, de ahí a Montesa donde la subida del castillo me dirá como estaba. Los primeros metros me mentalizo de no apretar mucho, ya que esta subida es larga y lo puedo pagar. Me emparejo con Fabricio, que por su juventud y falta de experiencia en este tipo de rutas intento aconsejar, pero las palabras más que para él, eran para mí. Ya a mitad de subida veo a mi hermano que está esperándome, para animarme y arroparme, ya que él ha seguido mi lesión.
Al llegar arriba, donde todos los compañeros se reúnen para la foto mítica y volver a compactar el pelotón, veo que las sensaciones no son tan malas. Un poco de bromas y vuelta a los pedales. No transcurren más de unos 400 metros y la primera incidencia, Fabricio pincha, se le arregla y continuamos para llegar al lugar del almuerzo, donde nos espera el Gran José. Un poco antes, bajando la pista, los compañeros que van delante paran ya que se habían dado cuenta que en el camino hay una zanja peligrosa, que cruza casi toda la pista forestal. Un hecho a agradecer por los que vamos detrás porque se evita un posible accidente. A las 10:30 llegamos al lugar indicado y con la mesa puesta, empezamos almorzar, donde se vive un gran ambiente. Ya todo recogido y limpio, iniciamos la salida por la carretera para ir a buscar el camino que hay para bajar al barranco de Bañón. Se nota que acabamos de almorzar, cuesta paladear y rodar por alquitrán. Parece que el calor es más grande, aunque el día de momento no aprieta mucho. Llegamos al principio del barranco y como es un lugar impresionante toca la foto de rigor. Se dice que se baje con cuidado y que no se engañe la gente en el desvió. A mitad veo que han parado unos cuantos compañeros y espero que no sea ninguna caída. Compruebo que es un llantazo y como soy de los más flojos, mis compañeros me indican que continúe. Sigo muy mentalizado, ya que conozco el camino e intento ir animando a Frabrício que es su primer año y que pueda acabarla.
Dentro del pelotón se comenta la Quebrantahuesos ya que los 3 compañeros (Juanan, Angel y Nacho) que han ido este año viajan con nosotros y como no, los que van a la Transpir (Fombuena y Danieltrek). Este año el barranco de Enguera parece no ser tan pesado, ya que el calor no es tan sofocante. Continuamos y llegamos al siguiente punto de concentración, pero como no mi hermano sigue animándome para que no decaiga ni me pase nada. Una vez allí y ya mentalizado nos dirigimos a la última subida en la barranco de la Higuera, donde ya tiro más de riñón. Se me hace un poco larga la subida, pero con ganas de llegar al furgón para reponer un poco de líquido y poder afrontar el último tramo. Una vez descansado unos minutos, decido seguir para que los músculos no se enfríen. La salida es en grupo, pero pronto el ritmo es excesivo y decido aflojar un poco, mi misión es llegar, calculo que mientras mis compañeros cargan las bicis en la furgoneta, yo habré llegado. Después de cargar todas las bicis nos dirigimos a darnos una buena ducha y a la piscina para refrescarse, que este año está un poco fría. Después de media hora vamos a comer que se lo merece el cuerpo y más cuando estás delante de unos buenos gazpachos. La gente disfruta de la comida, contando muchas anécdotas de esta aventura y de las realizadas estos últimos meses y las que esperamos afrontar. En las caras se ve en algunos el cansancio, sobre todo en mí. Después de la comida en el restaurante Los Carasoles, vamos a los aparcamientos para coger los coches y volver a casa. Pero a un no se acabado la aventura para todos, ya que Nacho y Fombuena deciden volver con las bicis. Al principio circulan delante de las furgonas donde los compañeros van animándolos, pero al llegar a Navalón ya los dejamos. Al llegar al pueblo descargamos las bicis y las neveras que nos han servido muy bien para llevar la bebida y cada uno a su casa para descansar. No tardo mucho en saber noticias de los aventureros indicándome que ya están en el pueblo.
Ya tengo ganas de hacer una nueva aventura, esto va muy bien, un poco bajo de forma, pero seguro que mis compañeros me ponen apunto pronto. Hasta la próxima aventura ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ AMUNT!!!!!!! Posdata: dar la enhorabuena a Fabricio y a Ángel Parra, por haber afrontado esta aventura con éxito. La gran anécdota fue ver a un hombre corriendo con un carro por la pista forestal y dentro del carro llevaba una mochila, la gran pregunta es estaría entrenado.
Autor : Presi- 60 Kms - Horas

 

Club Ciclista Cap Amunt
InicioCronicasEl Club y su HistoriaMiembrosOcasionTracksLinksContactar

Calendario Temporada

CALENDARIO 2014 - 2015
..............
CALENDARIO CENAS 2017
04-10-2017 OCTUBRE
03-11-2017 NOVIEMBRE
01-12-2017 DICIEMBRE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Videos

Fotos